Pan de especias de chocolate

P1150218bis

O debería decir pan de especias y miel, si como a vosotros os ha pasado que la miel empleada para esta receta resulta tener demasiado “carácter”. En esta ocasión he vuelto a probar una receta de El gran libro del gourmet: chocolate, nuevas armonías de Rosalba Gioffré. Todas las fotos son preciosas y dan muchas ganas de hacer las recetas. Hay que tener un poco de experiencia con algunas de ellas, que son algo más que sencillas, pero puedo prometer que las que he hecho por el momento han salido todas riquísimas. No puede ser de otra manera si hay chocolate de por medio, claro.

Ingredientes

300 gr. de harina*

una pizca de sal, nuez moscada, jengibre en polvo y pimienta negra molida

1/2 c/p de canela molida

1/2 c/p de clavo molido

2 c/p de levadura química

100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

180 gr. de azúcar

100 gr. de miel **

3 huevos

5 c/s de leche a temperatura ambiente

120 gr. de chocolate de cobertura fondant rallado ***

*originalmente la autora emplea 200 gr. de harina  normal y 100 gr. de harina de centeno. Podéis probar a ver qué tal queda. En el futuro me atreveré.

**se recomienda miel líquida y poco aromática porque si no impregnará de su saber a todo el bizcocho y no se notarán las especias, como me ha ocurrido en esta primera prueba. En cualquier caso sabe estupendo, aunque me habría podrido ahorrar las especias.

***lo hice una vez y nunca más. Reniego de rallar el chocolate. Primero porque es tedioso y lento, segundo porque es pringoso. En su lugar he optado por reducirlo a polvo y pequeños pedacitos en el aparato picador de mi batidora. Un sufrimiento menos en la cocina.

Precalentar el horno a 180º y tamizar juntas la harina, la sal, las especias y la levadura. Separar las yemas de las claras y batir a punto de nieve.

Batir esta vez la mantequilla con el azúcar hasta que éste último se disuelva (según la época del año conseguiremos que la mantequilla se esponje y se forme una crema, o no). A continuación verter poco a poco la miel en la mezcla sin dejar de batir a velocidad baja, y luego los huevos uno a uno (a poder ser que estén ligeramente batidos de antemano). Seguidamente alternar la leche y la mezcla de la harina. Finalmente incorporaremos el chocolate y las claras a punto de nieve, pero esta vez utilizaremos una espátula en vez de la batidora para evitar que se bajen las claras. Hay que hacerlo lentamente pero con fe.

Verter la masa en un molde**** engrasado con mantequilla (a no ser que sea de silicona) y dejar cocer durante unos 45 minutos aproximadamente. Sacar del horno. Dejar diez minutos más en el molde, desmoldar y enfriar en una rejilla. Si se tiene ansias de más chocolate, puede decorarse con un glaseado de chocolate.

P1150225bis

**** El único molde que tenía resultó demasiado pequeño y la mezcla se me salió y tardó mucho en cocerse. Por eso se formó una capa tostada en la parte superior que, sin embargo, no sabe a quemada. Recomiendo un molde alargado de 30 cm. o más.

Anuncios

Cuéntame qué opinas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s